20°C
Buscar

Boletin 172

Brinda Subprocuraduría de la Defensa del Menor y la Familia del DIF orientación para prevenir y detectar la violencia intrafamiliar

La violencia intrafamiliar, las consecuencias del consumo de alcohol y tabaco, fue la conferencia impartida para miembros de la empresa Kalish y Comisión Federal de Electricidad (CFE), por la Subprocuraduría de la Defensa del Menor y la Familia, informó Marco Antonio Jaramillo Pacheco.

El subprocurador de la Defensa del Menor y la Familia del DIF, señaló que por instrucciones de la presidenta de la institución, Luz Aidee Llanes de Ruvalcaba, la dependencia a su cargo da orientación a diferentes empresas, escuelas y en los barrios, sobre temas legales y de recuperación de los valores familiares.

Respecto a la violencia intrafamiliar, mencionó que éste es un fenómeno altamente común en las sociedades actuales, y es sin dudas causadas por un sinfín de elementos que contribuyen a su desarrollo.

“Cuando hablamos de violencia intrafamiliar estamos haciendo referencia a la violencia que se ejerce o que toma su lugar dentro del seno de una familia, son varios los maltratos a los que una familia está expuesta, algunos son maltrato físico, maltrato verbal, maltrato psicológico, maltrato sexual o incluso daño patrimonial”, explicó.

El subprocurador agregó que es de vital importancia para establecer posibles soluciones al problema intrafamiliar, para ponerse gran atención a la formación de los menores que son parte integral de una familia.

Añadió que el tabaco es una droga estimulante altamente adictiva que provoca dependencia, enfermedades y la muerte, sobre el alcohol indicó que éste sirve como droga depresora del sistema nervioso central.

Mencionó que la Subprocuraduría de la Defensa del Menor y la Familia brinda servicio de asesoría jurídica y gestión ante autoridades competentes a las personas solicitantes de servicios en materia familiar.

  • Publicado el 27 de Noviembre del 2015